Un bonito escrito leído con mucho corazón

¡Feliz martes querida familia!!! Quizás os preguntáis, ¿Ana a qué viene tanta efusividad? Os lo argumento rápidamente: semana a semana vamos haciendo nuestro camino y realizando las oportunas lecturas de él, desde nuestro corazón. Todo junto un boom emocional espeluznante, ojalá vuestra mirada coincida con la mía.

Leer que bonita costumbre, la llevamos interiorizando desde donde nuestra capacidad de recuerdo abarca. Bella acción con la que nos empoderamos cuando a nuestras manos llegan obras que nos cautivan, infinitas historias que nos aportan una gran intensidad emocional.

Ahora, con vuestro permiso, os voy a sugerir una de las más buenas leyendas que podéis encontrar, por no decir la mejor: vuestro propio manuscrito, sí, ese que empezasteis a redactar cuando llegasteis a este mundo y que, día a día, mes a mes, año tras año, seguís narrando con todo vuestro esfuerzo e ímpetu.

Sí, Nivel de lectura aumentado, nuestras propias páginas: genuinas aventuras que vivimos en nuestro ser; echémosles una dulce mirada, se genera magia. Vamos descifrando, paso a paso, el sentido de muchas actuaciones que se han dado a nuestro alrededor, donde intervenimos como protagonistas, actores secundarios u observadores.

Para nuestra fortuna percibimos que Millones de libros andantes conviven a diario en nuestro planeta, cuánta belleza viva: espontaneidad personificada y flujos de energía expandiéndose. ¡Con un colosal denominador común: nuestra mente adivinando y nuestro corazón interpretando!

Disfrutar del recital de nuestra propia existencia, a través de infinitas circunstancias donde vamos coexistiendo con ilimitadas audiciones en «nuestros diversos mundos» . Poner entusiasmo e ilusión en la recitación de nuestros senderos internos y externos, llegando a obtener dosis extras de júbilo y felicidad; momentazos donde prioriza el fluir de diferentes fuentes de energía totalmente aceptadas siendo seres únicos y especiales.

Además, podemos contribuir a la mejora de nuestros días con dosis de imaginación, desechando el hastío y el aburrimiento que nos genera realizar siempre determinadas conductas. Asimismo, recordemos que cuando interactuamos con otras personas, ya perdemos un poco ese control de cómo será nuestro guion; dinamismo en estado puro: más mentes, más corazones, más emociones…

¿Y por qué no tratar de vivir cada día como una aventura? Pensáis que en nuestra rutina diaria poca excitación existe… Todo depende de nosotr@s mism@s, ese planteamiento inicial, nuestro enfoque y de la importancia que le demos a lo que nos puede ir surgiendo a medida que avanzamos en ese pequeñito-gran espacio temporal: un simple día.

Por favor, una oportunidad a esos momentos que nos parecen monotonía personificada y ¿si les regalamos una pequeña intriga? Sí, abrir un poco más el ángulo de visión, tal vez nos podamos sentir sorprendidos con unas leves diferencias, podemos regalarnos: emoción, diversión, intriga, aprendizaje, compañía… Seguramente, cuando finiquitemos dicha jornada, en nuestro rincón de descanso, la releeremos y brillaremos descubriendo que nos ha aportado mucho en nuestro interior.

Realmente la lectura de nuestra vida en ese día será más que óptima, pues aún existe un más allá… Así, avancemos un paso más, imaginemos que ese resurgir de la indiferencia podemos trasladarlo a varios días de la semana; suena emocionante pensar que podemos pasar por la vida viviéndola, sencillamente regalándonos oportunidades en un no-tan-simple caminar diario.

Afrontar nuestra propia redacción, con una actitud u otra, puede marcar una gran diferencia: intensidad y enfoque a lujos que conviven con nosotros. Todo depende de los listones que establezcamos para poder visualizar situaciones habituales como excepcionales, que nos sumen y aporten calidad.

De acuerdo, me leo y no vislumbro las aventuras de Lara Croft ni de Indiana Jones, por ejemplo; sin embargo, me regalo dosis de situaciones de gran valor para sencillamente Ana Torres, albergo en un@ película/libro protagonizad@ por mi esencia. Sin más para vosotr@s, Brutal para mí. Os propongo trasladarlo a vuestro ser, maravilla ¿eh? Dejemos esos: «Yo no soy capaz» y Recojamos esos: «Lo voy a probar», quizás vale la pena.

Observando el camino que sigo diariamente, sin ser un autómata, voy encontrando pasos diferentes, casi siempre en positivo; vale pongamos más dosis de realidad, a veces en negativo y, aún así, se quedan en mi pensamiento, y les doy un significado fundamental, todo aporta. Nuevas interpretaciones; sí, insólitos incidentes que deletrear emocionalmente.

¿Seguís sin creerme? Si me lo permitís, voy a citaros algunas pruebas de uno de mis días cualquiera. Francamente valiosas en mi identidad.

«¿No os ha pasado nunca que habéis cruzado una mirada con una persona desconocida, ante una simple situación que ha llamado vuestra atención, y habéis reaccionado con complicidad o con reprobación o con..? Y, a partir de aquí hablar, continuar camino juntos aunque, cuando acabe el trayecto de uno de los dos, os separéis y nunca más os volváis a ver, o tal vez sí. Sin embargo, recordaréis tal instante, de manera placentera, una lectura de un instante diferente: ¡suma!».

«Otro pequeño-gran ejemplo: Cada día, como persona de costumbre, cojo el metro para ir a trabajar. Cuando accedo a la estación, a esas horas tempranas, siempre coincido con el señor que lleva a cabo la limpieza, lo cual agradezco. Me gusta saludar cuando llego a los sitios y, cómo no, le saludo a lo que él me responde, cada vez de manera más agradable y confiada. Uno de esos días laborables, escuché que se llamaba Jesús, efectivamente, al día siguiente le saludé adjuntando su nombre a lo cual él me respondió un poco sorprendido y con una gran sonrisa dibujada en su cara. Ahora, cada mañana, ambos buscamos ese bonito gesto. Hemos subido de nivel; y, si por algún motivo me retraso, y voy caminando más rápida, escucho un agradable: ¡Buenos días, ánimo Ana que hoy vas tarde!».

Quizás os parezcan anécdotas demasiado simples como para catalogarlas de aventuras, lo respeto es vuestra mirada; para mí, representan hazañas diarias. Pierdo el anonimato en un mundo donde todo es ir y venir, sin pararse, casi conteniendo la respiración, rodeada de desconocid@s que se dirigen a múltiples lugares y, entre semejante trajín, me encuentro: ¡reconocida a mí misma por una persona que no me conoce y sin embargo me reconoce! Sencillo y a la par bonito en mi corazón.

«Y ¿Cómo no? Vivir, semana a semana, esta propia aventura de nuestra Kabaña emocional, donde l@s protagonistas somos tod@s: vosotr@s y yo. Aquí impera: escribo y leemos; escribís y compartimos lectura, sentimientos cautivadores, de verdad.»

Finalmente, cuento con todo lo que personalmente aporto al mundo y lo que recibo del Universo, en cada persona y ambiente, la esencia de mi libro es no ser pautado y es sentir qué se me regala cada día; un placer esperarlo fervorosamente.

Rememorad, por favor, seguro que en vuestro paseo diario existen momentos que no son idénticos a los de días anteriores y que le infieren salsa a vuestra vida e incluso dosis de reír o lo que es mejor sentirse vivos. Ante todo, contáis con el gran incentivo de que la única validación necesaria es la Vuestra Propia.

Momento honestidad: Sí que he tenido épocas en las cuales no le he ofrecido la oportunidad que se merecía a mi propia lectura, aprender a no sentirla ni a emocionarme… Simplemente otorgaba la palabra emocionante a hechos/acciones/acompañamientos que eran exclusivos de películas, de una manera irrealista, y sin ofrecer oportunidad alguna a la calidad real de mi propia vida. Por suerte, he conseguido reorientar mi mirada y he llegado a ese preciado momento de sentirme especial, viviéndome como manuscrito único, a mi manera. Sin más.

Querida familia espero que disfrutéis de cada uno de los siete días de esta semana y que, con un poco de empeño al principio y después de manera natural, disfrutéis de las aventuras que os vayan surgiendo en vuestros pasos diarios. Si os apetece compartir, por supuesto que en nuestra Kabaña estaremos encantados de leeros. Gracias

¡Un abrazo muy violeta!

Ana Torres

Anuncio publicitario

2 comentarios en “Un bonito escrito leído con mucho corazón

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s